Futbol AmericanoNFL

Drew Brees, el pequeño gran gigante.

Un grande, un histórico.

Andrew Christopher Brees, Drew Brees para los, fans, cuates e incluso antagónicos. El Qb que mientras más alegrías le da a los Saints, seguramente más dolores de cabeza le da a los Chargers, el Qb que demostró que la estatura es un factor a favor pero no determinante, el Qb que cambió la historia de una franquicia que había nacido para perder. El hijo adoptado de New Orleans y el futuro salón de la fama, lo hizo de nuevo, reescribió la historia y los libros de record como solo los grandes lo pueden hacer.

Aun en activo
Drew Brees supera a dos grandes de la historia

Para poder hablar de lo que Brees ha hecho en el MNF de este pasado lunes 8 de octubre del 2018, hay una gran lista de cosas que no podemos dejar de mencionar, lograr el record de más cantidad de yardas en la historia de la NFL no es simple, rebasar la marca establecida por Peyton Manning hace tan solo mil días se dice más fácil de lo que es, pero el camino que Brees recorrió para alcanzar las 71,941 yardas que lo colocan en la cima de una lista donde el tercer lugar es ni más ni menos que el mítico Brett Favre, no ha sido sencillo.

El nacido en Austin, Texas, el Qb que el próximo 15 de enero alcanzará el cuarto piso, llegó a la liga en el lejano 2001, reclutado por los Changers en aquel entonces de San Diego, jugando tan solo un partido y terminando con un record de 15 completos de 27 lanzados, su primero pase de TD y sus primeras 221 yardas con las que 17 años después implantaría una suma de record. Para su segundo año, Brees tomaría la titularidad del equipo de la costa Oeste y tras jugar los 16 juegos terminaría con un record 320 completos con 526 intentos sumando un total de 3,284 yardas, anotando 17 tds y entregando el balón 16 veces. Brees pasaría los siguientes 3 años de su carrera en la franquicia de la AFC hasta que la joven promesa Phillip Rivers tomaría las riendas de San Diego de cara a la campaña 2006, para llevar a los Chargers hasta donde Drew Brees no había podido.

Equipo que dejó en 2006
Drew Brees vistiendo los colores de Chargers

Habiendo llegado tan solo a un juego de Playoff en 2005 con los Chargers, Brees fue transferido a la poco ganadora franquicia de los New Orleans Saints, esto para muchos significa el final anticipado de la carrera un Qb cuya principal estigma era su “tan solo” 1.83 cm de estatura, un factor tradicionalmente decisivo en las decisiones de los Coaches al momento de elegir un Qb, ya que no es fácil para alguien de esa estatura, localizar receptores detrás de muros 1.90 cm, promedio. Sin embargo para Drew Brees esta transferencia sería una lección de vida, donde más allá de lo que todos opináramos, el traspaso a la ciudad del Mississippi sería un cuento de hadas.

La campaña del 2006 fue la primera de las siguientes once de Drew Brees al mando de los Saints. Sorprendiendo a propios y extraños Brees lideraría a New Orleans a una temporada ganadora de 10-6, calificando al equipo a los playoff de ese año y ganando el primero de dos juegos, un hecho histórico para la franquicia de negro y oro. Sin embargo los siguientes 2 años no serían miel sobre hojuelas para él o el equipo, terminando ambas temporadas con record de 7-9 y 8-8 respectivamente, el panorama de Brees en Saints lucía como se había anticipado. Pero para la campaña de 2009 las cosas darían giro radical que, seamos sinceros, pocos vieron venir.

Habiendo jugado 15 de los 16 juegos de temporada regular Drew Brees condujo a los Saints a un record histórico de franquicia de 13 ganados y tan solo 3 partidos, donde a nivel personal el Qb que jugaba su novena temporada lanzaría 514 veces completando el 70.6% de sus pases y sumando 4,388 yardas, 34 tds y 11 intercepciones y un indice de 109.6 e incluso anotando dos TD por tierra, records que le valieron la calificación a playoff donde el cuento de hadas se haría realidad.

Impulsando a los Saints con una mítica arenga que el mismo Drew Brees dijo haber ideado tras escuchar a una unidad militar y que dio la vuelta al mundo al mostrar un equipo unido y único con un solo objetivo. Brees entraría a los playoff como un Qb especializado, experto y que ya no se asustaba al primer blitz, ni siquiera al primero golpe, Brees y los Saints del 2009 estaban en la antesala de la historia y juego a juego demostraron de que estaban hechos, sembrados en el juego divisional, avanzaron dejando en el camino a los Cardinals con un contundente 45-14, llegando por primera vez en su historia al juego de campeonato de la NFC en donde enfrentarían a unos difíciles Vikings a quienes tuvieron que llevar hasta el tiempo extra para poder vencer 31-28 y acceder así a su primer Superbowl, detalle que sin duda sigue causando llagas en San Diego.

La pagina de oro

El Superbowl LIV de la temporada 2009-2010 sería una edición especial para todo aficionado a la NFL y las historias engarzadas, enfrentaba por un lado al equipo cenicienta de la NFL, los New Orleans Saints de Drew Brees y por el otro a los Indianapolis Colts del mítico hijo de esta ciudad, Peyton Manning, quien buscaba revalidad su estatus de estrella al ganar un 2do anillo y asegurarse un pasaje en la historia de este deporte como uno de los grandes. Si los Saints sabían algo, es que no iba a ser fácil ganar ese anillo, y la afición, sabíamos que los Manning hubieran preferido jugar contra cualquier otro equipo, pues el pasado de Archie Manning en New Orleans era claro, pero ese es tema de otra historia.

Drew Brees alzando el Vince Lombardi en 2010

Al final, el ahora histórico Brees escribiría con letras de oro su nombre en la historia de los Saints, la NFL y el Superbowl. Con marcador de 31-17 y un índice de 114.5, tras completar 32 de 39 pases y sumar 288 yardas, Brees se convirtió en el favorito de la ciudad del Mississippi, por encima del mítico hijo, Peyton Manning.

Los siguientes años no han sido tan rosas para Brees como ese 2009 que estará en la memoria de todos los Saints y aficionados al deporte con tanto gusto (Al menos que seas Colts y Chargers de corazón). Sin embargo, la lista de records que ha implantado en la NFL es larga, todos ellos con la casa negra y el casco dorado, bajo la flor de Liz de la ciudad de Nueva Orleans; actualmente cuenta con más de 60 records de los que destacan:

  • Mayor cantidad de juegos consecutivos con al menos un pase de TD – 54 Drew Brees
  • Mayor cantidad de yardas en una temporada – 5.476 yardas (2011)
  • Porcentaje de pases completos más alto en la temporada – 71,2% (2011)
  • Más temporadas con 5.000 + yardas por aire – 4 (2008, 2011, 2012, 2013)
  • Mayor cantidad de pases completos en una temporada – 468 (2011)
  • Más temporadas con 400 o más pases completos – 5 (2010-2012, 2007-2008)

Drew Brees hizo lo impensable, con la franquicia menos esperada, Drew Brees es un Pequeño Gigante, que tan solo mide 1.83 pero que llegó más lejos que muchos en este deporte y que cerca del retiro, aun no sabe cuanto más podrá dar a este bello deporte pero semana a semana su legado crecerá con cada pase completo, buscando sin perseguir el record de más pases de TD de una carrera de Qb.

En hora buena Drew, que nos demostrarse que si, la grandeza se mide de la cabeza a los pies. Dejaremos aquí el histórico momento en que el Qb de los Saints inscribió su nombre en “La estadística” de los Qbs.

 

Mostrar mas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.