Futbol AmericanoNFL

Campeonatos de conferencia

Estamos a poco tiempo de conocer a los participantes del próximo Super Bowl en Atlanta. Los Patriots, como de costumbre, se encuentran en un campeonato de conferencia, sin embargo, es un partido que no ganan como visitantes desde el 2004. Kansas busca volver al gran juego desde haberlo ganado en su cuarta edición; las esperanzas de una ciudad descansan sobre los hombros de Patrick Mahomes.

En la Nacional tenemos un enfrentamiento de poderosas ofensivas comandadas por Jared Goff y Drew Brees, respectivamente. Los Rams y Saints también cuentan con defensivas llenas de calidad, aunque no reciban el crédito que merecen por ello. Durante el enfrentamiento en la temporada regular, Nueva Orleans limitó a Todd Gurley a menos de 70 yardas terrestres; ahora también tienen que preocuparse por un renacido C.J. Anderson.

Vámos a ver las claves para cada uno de los cuatro equipos restantes – las mejores cuatro ofensivas durante la temporada regular, por cierto.

Los Angeles Rams vs Nueva Orleans

Domingo 20 de enero. 2:05 p.m. Mercedes -Benz Superdome. Nueva Orleans, LA.

La estrategia de Sean McVay de alinear rápido a su ofensiva no le va a funcionar esta semana en el ruidoso Superdome, pero no descartemos que los Rams vuelvan a intentar algo similar en ciertas series para mantener a la defensiva local desequilibrada. Desde temprano en el juego contra Dallas, Jared Goff agotó el tiempo de jugada lo más posible; series largas y sostenidas volverán a ser clave contra Drew Brees y compañía.

Si los visitantes logran establecer el juego por tierra temprano, existirá la opción de que Goff busque a Brandin Cooks o a alguno otro de sus receptores en jugadas de engaño. Si la línea ofensiva juega la mitad de bien que la semana pasada, los Rams tienen una gran oportunidad de llegar a Atlanta. Un punto a favor es que Sheldon Rankins, eje de la defensiva de Nueva Orleans, estará fuera por lesión.

No hay que olvidar que la defensiva de Dennis Allen fue la segunda mejor contra la carrera durante la temporada regular (80.2 yardas por juego), además de que no permitió que nadie les corriera para 100 yardas. Llevan semanas demostrando que pueden mantener al equipo en el juego cuando la ofensiva tarda en carburar.

Del otro lado del balón, podemos esperar otro gran juego de Drew Brees y Michael Thomas, quien sumó más de 200 yardas en el enfrentamiento de la semana nueve.  A pesar de que Thomas no varía demasiado en las rutas que corre, la capacidad de Sean Payton para camuflarlas bajo distintos esquemas le permite a su receptor encontrar los espacios. A esto hay que sumarle la confianza que Brees le tiene al egresado de Ohio State.

Payton tendrá presentes los castigos que su línea ofensiva cometió frente a Filadelfia. Ahora con Aaron Donald y Ndamukong Suh – ambos vienen de un excelente partido – del lado opuesto, las alertas se duplican. A esto hay que sumarle el regreso de un Aqib Talib que puede marcar personalmente a Thomas por todo el campo. Nueva Orleans sufrió para abrirle huecos a Alvin Kamara y Mark Ingram en la ronda divisional; no pueden darse ese lujo esta semana.

El enfrentamiento de la temporada regular estuvo lleno de puntos y jugadas grandes, juzgando por lo mucho que ambos conjuntos han cambiado desde la ya lejana semana nueve, éste podría ser un partido de pocos puntos, con series sostenidas, en donde cualquier error costará caro.

New England vs Kansas City

Domingo 20 de enero. 5:40 p.m. Arrowhead Stadium, Kansas City, MO.

Sería un error pensar que los Pats son las víctimas en este partido, los de Belichick tienen la experiencia, el juego por tierra y a Tom Brady. Por si fuera poco, se espera una fuerte tormenta de nieve y clima gélido ¿qué significa esto? Que la ofensiva de los visitantes podrá seguir explotando sus virtudes, es decir, entregarle el balón a Sony Michel y lanzar pases cortos de cinco o seis yardas. Todo esto mientras la ofensiva de Kansas City busca una alternativa a lo que ha sido su forma de juego toda la temporada; no podrán ser tan explosivos.

Cabe recordar que la defensiva de New England fue la primera que realmente complicó a Mahomes este año, a pesar de que el joven mariscal tuvo un buen juego. Los Patriots permitirán que les hagan daño, pero como siempre, estarán en busca de un error para devolverle el balón a su número 12 para que éste capitalice.

Los locales deben replicar la labor defensiva de la semana pasada. Tanto Chris Jones como Dee Ford y Justin Houston son claves para evitar que Brady se deshaga del balón con velocidad. Recordemos que esta defensiva logró 3 capturas contra un equipo de los Colts que había permitido tan solo 18 en el año. Otro de los objetivos – uno no tan sencillo –  será forzar al mariscal de campo rival a vencerlos a través de pases largos, mismos en los que suele ser impreciso. Eric Berry podría ver acción el domingo.

Una vez con el balón, Kansas le debe de entregar el mismo a Travis Kelce y Tyreek Hill en rutas cortas para que ellos busquen sacar el mayor provecho. Pero antes habrá que tratar de establecer el juego terrestre con un Damien Williams que no termina de recibir el reconocimiento que merece.

Es importante mencionar que a pesar de las críticas que Andy Reid recibe, desde que llegó a Kansas ha sabido jugar contra los Patriots. Ya hace algún tiempo, tras una paliza de su equipo a los de Boston en un lunes por la noche, se empezó a rumorar sobre el fin de la dinastía. Esto no ocurrió, pero lo que sí ocurre casi cada vez que se enfrentan es que los Chiefs ponen puntos en el marcador y se llevan la victoria.

Nos esperan dos juegazos este domingo, veremos a dos QBs jóvenes enfrentarse a dos leyendas de este deporte. Drew Brees quiere cimentarse como uno de los más grandes de la historia, mientras que Brady querrá aumentar a su increíble lista de logros un Super Bowl más.

Mostrar mas

Artículos relacionados

Botón volver arriba