Futbol AmericanoNFL

¡Listo el Super Bowl!

Dos partidos que se fueron a tiempo extra, dos visitantes obteniendo la victoria, dos grandes equipos avanzaron al Super Bowl LIII. Tom Brady y Bill Belichick jugarán su noveno juego por el campeonato de la liga, mientras que Jared Goff y Sean McVay lo harán por vez primera.

En el encuentro de la Conferencia Nacional los Saints empezaron imponiendo su autoridad en casa, sin embargo, después de dos buenas series ofensivas, solo consiguieron ponerse seis arriba. Fue hasta su tercera serie que lograron anotar de siete, después de que los Rams les regalaron la primera oportunidad en una cuarta y dos.

Estando abajo por 13, los Rams encontraron la chispa ofensiva en una cuarta y cinco; Johnny Hekker conectó con Sam Shields para mantener viva una serie que a la larga significó tres puntos para los visitantes. El segundo cuarto le perteneció completamente a los de la costa oeste, no solo porque sumaron yardas y limitaron a Drew Brees y compañía, sino porque pusieron otros siete en el marcador por conducto de Todd Gurley. De pronto los Saints se vieron vulnerados en un partido que parecían tener bajo control.

Sin embargo, en cuanto lo de casa tuvieron el balón iniciando la segunda mitad, armaron una serie anotadora que recayó en Ingram Y kamara, misma que culminó en siete tras una recepción de touchdown de Taysom Hill. Los Rams se vieron vulnerables cada vez que Kamara salía por pase en el slot.

La respuesta fue inmediata, la visita comandó un ataque con el que Brandin Cooks justificó la paga y que terminó con Tyler Higbee festejando en la zona pintada; misma que llegó después de un engaño de corrida en tercera y gol. Fue hasta este momento que las jugadas de reversible comenzaron a funcionarle a un obstinado McVay que nunca las abandonó.

Ya en el último cuarto, Goff conectó con Gerald Everett en tercera y tres dentro de su propio territorio para posicionarse en campo enemigo. A pesar de que Los Angeles estuvieron cerca de ponerse arriba en el marcador por primera vez en el partido, tuvieron que conformarse con los tres puntos de la pierna de Greg Zurlein.

Con el marcador empatado, Drew Brees conectó de manera milagrosa con Ted Ginn para meterse dentro de posición de gol de campo. Sean Payton decidió pasar en primera y el reloj se detuvo cuando Brees no encontró a Michael Thomas, por lo que los Rams no tuvieron que utilizar ninguno de sus tiempos fuera. Fue ya en tercera y 10 cuando un castigo de interferencia de pase que parecía obvio, pero que no se marcó, mató la serie de los locales, forzándolos a ir por tres.

Con poco más de un minuto y medio, Goff encontró a sus armas favoritas en Cooks, Reynolds y Woods para poner a Zurlein en posición de empatar el juego y mandarlo a tiempo extra. El pateador convirtió desde 48 yardas para regalarnos a todos un poco más de diversión.

Ésta no sería la patada más larga para Zurlein en la tarde; después de que John Johnson interceptara a Brees y de que la ofensiva acercara el balón, el pateador salió de nuevo al terreno de juego para intentar la patada más importante de su carrera. El de Nebraska le puso tanta fuerza al ovoide que las 57 yardas parecieron un mero trámite.

Los Rams jugarán su primer Super Bowl desde aquella temporada del 2001 cuando eran comandados por Kurt Warner. Sean McVay buscará convertirse en el entrenador más joven en ganar un Super Bowl, pasando a Mike Tomlin que lo logró con tan solo 36 años de edad.

Mientras los de California festejaban, Patrick Mahomes y todo Kansas City se ilusionaban con la idea de volver a un Super Bowl casi 50 años después. En frente el reto no era menor; Tom Brady y su intimidante presencia estaban del otro lado.

Los Pats no desperdiciaron el tiempo, con una serie de 75 yardas dejaron en claro que eran los mismos de siempre. Sony Michel se encargó de poner arriba a los suyos con una corta corrida por el centro. Más tarde tendrían la oportunidad de acrecentar la ventaja, pero un pase de Brady encontró las manos de Reggie Ragland dentro de las diagonales.

El partido se estancó por un buen rato, la ofensiva de Kansas fracasaba y la de los Pats movía el ovoide, pero no lograba poner puntos en el marcador. Fue hasta cuando restaban cinco minutos de la primera mitad que los locales generaron una jugada de largo yardage cuando Mahomes halló a Tyreek Hill descubierto. Sin embargo, una captura en tercera terminaría con las aspiraciones, forzándolos a entregar el balón.

La fórmula para New England fue la de toda la vida, pases cortos con James White y después explotar al jugador más débil de la defensiva contraria. En este caso Steven Nelson fue el objetivo, con poco tiempo en el reloj, Brady conectó con Philip Dorsett para ponerse arriba 14-0. El partido parecía sentenciado por dos razones; los Pats nunca dejan de pisar el acelerador, y Kansas no tenía respuesta.

No obstante, bastaron dos jugadas para que los locales volvieran al juego. Mahomes encontró a Sammy Watkins en tercera y dos para una ganancia de 64 yardas, y posteriormente a Travis Kelce para ponerle numerito a la casa.

No le tomó mucho a los Pats ponerse dos posesiones arriba de nueva cuenta. Tras una serie infructífera de los de casa, Brady y Hogan acercaron el balón lo suficiente para que Stephen Gostkowski aumentará a 17-7 la ventaja de su equipo.

Inmediatamente después, Patrick Mahomes llevó a los suyos hasta el otro lado del campo. Ayudados por un castigo de interferencia de pase, los Chiefs necesitaron de un pase corto de anotación a Damien Williams para volver al partido. Cabe mencionar que Mahomes realizó un gran envío para encontrar a su corredor.

Parecía que Kansas se ponía arriba después de un balón suelto en la patada de despeje, pero la repetición comprobó que Julian Edelman no había tocado la pelota. Sin embargo, dos jugadas después, Daniel Sorensen interceptó un pase de Brady que justamente iba dirigido a el número 11. Mahomes encontraría a Williams de nueva cuenta para que los Chiefs se fueran arriba por primera vez en el marcador.

Los Pats anotaron conducto de Sony Michel en una cuarta y centímetros después de que los árbitros marcaran una rudeza al pasador invisible. Los de casa respondieron con velocidad, Williams de nuevo penetró a la zona de anotación, esta vez corriendo. Kansas estaba arriba 28 a 24, pero aún quedaban dos minutos.

Suficientes para que Brady armara otra serie anotadora que incluyó una intercepción invalidada por offside – Dee Ford, vital en tantos juegos – le costó a su equipo el pase al Super Bowl por no estar alineado correctamente. Rex Burkhead doblegó a la defensiva con una corrida de cuatro yardas con menos de un minuto en el reloj.

Kansas logró el empate para mandar otro juego a tiempo extra, pero simplemente serviría para la anécdota. Tom Brady se cansó de convertir en terceras oportunidades en la primera serie del “quinto cuarto”; Burhead simplemente tuvo que volver a correr por el centro para mandar a los Patriots a su tercer Super Bowl consecutivo.

 

Mostrar mas

Artículos relacionados

Botón volver arriba